Un cambio de actitud es nuestra herramienta más poderosa a la hora de generar cambios. Foto de Stefan Kunze vía Unsplash

Un cambio de actitud es nuestra herramienta más poderosa a la hora de generar cambios.
Foto de Stefan Kunze vía Unsplash

Un sencillo cambio de actitud puede ser el primer paso para alinear tu vida con tu propósito. A continuación te ofrezco siete estrategias para que puedas transformar tus deseos en planes, actividades o un estilo de vida que te traiga satisfacción económica, profesional y personal.

Recuerda que el éxito no es un “poder especial”, sino una simple sucesión de eventos que tienen coherencia, metas claras y capacidad de expansión. Lo único que necesitas para lograrlo es usar las cualidades que ya están en ti de una forma ordenada y consciente.

Cambio de actitud #1: Cuida tus palabras

Estar atentos a lo que decimos es un cambio de actitud extremadamente poderoso. Foto de blickpixel vía Pixabay

Estar atentos a lo que decimos es un cambio de actitud extremadamente poderoso.
Foto de blickpixel vía Pixabay

Cada palabra resguarda una energía, una emoción y la semilla de un destino. Con nuestras palabras creamos los caminos de nuestras vidas porque ellas son los ladrillos de nuestras creencias… Para tener una actitud orientada hacia el éxito necesitas revisar el engranaje completo de tu sistema de comunicación con los demás y contigo mismo.

¿Cómo te hablas a ti mismo? ¿Cómo te expresas cuando hablas de los demás? ¿Utilizas demasiadas expresiones del tipo… ¡Mi día no puede ser peor! o ¡Yo no sirvo para ahorrar dinero!”…? ¿Tienes la tendencia a involucrarte en chismes o situaciones incómodas que dificulten tu relación con personas de tu entorno?

Si haces un cambio de actitud con respecto al lenguaje que utilizas, crearás tu realidad de una forma mucho más consciente, justa y equilibrada.

Cambio de actitud #2: Tu esfuerzo es más importante que tus victorias (y que tus fracasos)

pexels-photo

Cambio de actitud esencial: valor tus esfuerzos. Foto de Regiane Tosatti vía Pexels

Y hablando de palabras… ¡qué desagradable suena “fracaso”! Casi parece como si fuera una maldición. Pero ¿es conveniente tener una actitud tan despectiva hacia ella? La respuesta es un rotundo no. No es lógico o estadísticamente posible pretender una vida sin fracasos. De hecho, el miedo a fracasar es el primer estadio de una enfermedad mucho más siniestra: el miedo a vivir.

La mejor forma de realizar un cambio de actitud con relación a este problema es cultivando el desapego del resultado. No le des tanta atención a tus victorias o a tus fracasos, sino al esfuerzo que haces para darle vida a tu trabajo. De esta manera no solamente sabrás aprovechar las ventajas de evaluar tus fallas con serenidad (y los convertirás en tu mejor fuente de aprendizaje), sino que dirigirás tu atención hacia lo que realmente importa, no hacia tus expectativas o hacia las de alguien más.

Cambio de actitud #4: Síguele la pista a tus miedos

Para cambiar de actitud deja que tus miedos sean un reto no un freno. Foto de hotblack vía Morguefile

Para cambiar de actitud deja que tus miedos sean un reto no un freno.
Foto de hotblack vía Morguefile

El miedo es una maravilla evolutiva que activa nuestro sistema límbico para defendernos de cualquier tipo peligros, ya sean depredadores, terremotos o tormentas. Hasta aquí todo bien. El problema es que la mayoría de los seres humanos vivimos esclavizados por pensamientos ilusorios que activan las mismas regiones del cerebro sin que necesariamente exista una correlación con la realidad. Ansiedad, adrenalina, tensión permanente… Todo por una falsa creencia, un recuerdo negativo o una proyección del futuro.

 Este fenómeno trae incontables conflictos, pero cuando se trata de explorar nuevos horizontes (un pilar fundamental del éxito) el miedo se convierte en un enemigo de primera línea.

 El éxito no se calcula con la mente, sino se construye con información, y la única forma de obtener datos concretos es la experiencia. Si tienes una intuición de algo que te gustaría HACER (pero que te da miedo), piensa más bien en algo que te gustaría PROBAR. Aunque todo tu cuerpo se resista en principio, no huyas. Respira, siéntalo y déjate llevar. Solo así podrás recopilar suficientes datos para saber si vas en la pista correcta. El miedo puede convertirse en un gran aliado si sabes manejarlo como un mapa de acción esencial para descubrir tu potencial.

Cambio de actitud #5: Invierte tus prioridades

Cambio de actitud: jerarquiza tus prioridades. Foto de Jan Vašek vía Jeshoots

Cambio de actitud: jerarquiza tus prioridades.
Foto de Jan Vašek vía Jeshoots

La claridad de propósito es el resultado de la acción diaria. Necesitas establecer un método de trabajo que te permita completar lo pautado.

Una estrategia para lograrlo es dejar de repetir la frase: “No tengo tiempo”. Sí tienes, solo debes organizarte mejor. ¿Y cuál es la mejor forma? Elige una hora del día o un día de la semana en que te dediques a hacer algo que te guste mucho. Por ejemplo, si quieres jugar un partido de fútbol con tus amigos el sábado, convierte eso en la prioridad durante toda tu semana. No los rechaces por “falta de tiempo”: distribuye tus prioridades para que logres alcanzar tu objetivo principal: el de disfrutar y ser feliz. Haz que tus horas giren en función de lo que te da placer, no de lo que “tienes” que hacer. Ese sencillo cambio de actitud te hará mucho más productivo.

Cambio de actitud #6: Empieza a creer en ti mismo

Cambio de actitud: cree desde el fondo de tu corazón, que puedes lograr eso que deseas. Foto de Tyler Milligan vía Unsplash

Cambio de actitud: cree desde el fondo de tu corazón, que puedes lograr eso que deseas.
Foto de Tyler Milligan vía Unsplash

Todo lo que has hecho lo has creído posible en algún momento. Por eso cuando quieres lograr algo, lo primero que debes hacer es creer que eres capaz de hacerlo. Evalúa tus resistencias y pregúntate si hay una parte de ti mismo que se resiste a confiar en ti. Trabaja en tu autoestima y recuerda que el amor propio es la base sobre la que reposan todos tus proyectos, sueños y decisiones. Un cambio de actitud con respecto a ti mismo es un paso fundamental para manifestar el éxito en tu vida.

Cambio de actitud #7: Toma el control

Cambio de actitud: asume que tú eres el dueño de tu destino. Foto de geralt vía Pixabay

Cambio de actitud: asume que tú eres el dueño de tu destino.
Foto de geralt vía Pixabay

Investiga si en algún lugar dentro de ti tienes la creencia de que alguien más resolverá tus problemas. Ya sea a tus padres, tu pareja o algún amigo, no le des la responsabilidad a otros de lo que te corresponde hacer a ti. Aunque al principio te asuste, tienes que asumir el compromiso de hacerte cargo de tu propia vida. Esto no quiere decir que no debas contar con ellos: al contrario, debes rodearte de personas que crean en ti y te ayuden a salir adelante. Pero ante todo tener la certeza de que tú tienes la capacidad y el poder personal para poner tu vida en la dirección que deseas.

Cada cambio de actitud que realices te hará sentir mejor contigo mismo porque te dará más control sobre tus decisiones.

 No dejes de comentar tu experiencia en estos temas y escríbeme si hay algún asunto sobre el cual quisieras profundizar.