El miedo:

Ese miedo que para muchos es el gran enemigo, realmente puede ser una señal de cambios importantes en tu vida. Yo sé que solamente pensar en enfrentar una situación que consideras aterradora puede ser de las cosas más difíciles que te toque hacer en la vida. Pero la realidad es que, en la mayoría de los casos, lo único que se interpone entre tus sueños y tú es precisamente el miedo.

Conquista el miedo y cómete al mundo. Foto de Dmitry Ratushny via Unsplash

Conquista el miedo y cómete al mundo.
Foto de Dmitry Ratushny via Unsplash

El miedo a fracasar, a no ser suficiente, a no saber hacer las cosas, a que no ocurra eso que deseas, a que te rechacen, a sufrir, o a cualquier cosa que se te ocurra, puede llegar a parecerte el fin del mundo. Y cuando estás paralizado por estas sensaciones, no te das cuenta de que, al dar ese siguiente paso, se abren los caminos a tu felicidad. Y esto es algo que muchas veces ocurre de la manera más inesperada, pero para eso debes derrocar tus temores.

El malestar que produce el miedo puede llegar a ser tan fuerte que muchas veces ni siquiera queremos reconocer que está allí. Emprender en tu propio negocio, declararle tu amor a esa persona especial, pedir un aumento de sueldo o enfrentar una situación difícil, o cualquier cosa, que de solo pensar en ella, se te forma un nudo en el estómago, es señal de que debes conquistar el miedo para que puedas evolucionar, y vivir de la manera como realmente deseas.

El miedo puede ser tu aliado

Sentir temor, ni es una mala señal, ni mucho menos significa que eres un cobarde. Es una emoción humana, que manejada de la manera correcta, se puede convertir en la señal de que cosas maravillosas están por ocurrir. ¿Por qué? Porque quiere decir que estás saliendo de tu zona de confort. Y aunque en ocasiones no lo veas tan claramente, lo cierto es que solamente cuando llegas a ese punto, generas los cambios más importantes y positivos que puedan darse en tu vida.

Así que no te sientas mal por sentir miedo. Por el contrario, atrévete a mirarlo a la cara, y con los cinco pasos que te doy en este video, conquístalo para siempre.

Ahora por favor cuéntame de ti: ¿cuál es tu miedo más grande y cómo te ha afectado?

No olvides suscribirte a mi página web para que recibas las notificaciones de cada nuevo post, además de la información reservada únicamente para mis suscriptores.

¡Te veo la semana que viene!

Vanessa